1

Consejos básicos para mantener el lenguaje en forma

Es increíble la capacidad que tiene nuestro cerebro para absorber conocimientos como una esponja y después, cuando menos te lo esperas, olvidarlos. ¿Nunca os ha pasado que estáis traduciendo y sabéis que hay una palabra o expresión que viene que ni pintada pero la tenéis en la punta de la lengua y no termina de salir? ¿O que estáis escribiendo y de la nada empezáis a tener dudas sobre cosas que pensabais que teníais dominadas?

El cerebro está vivo y, como tal, hay que alimentarlo y entrenarlo. En esta entrada me gustaría haceros algunas recomendaciones sencillas y divertidas que os vendrán muy bien para entrenar vuestro cerebro lingüísticamente hablando, seguir enriqueciendo vuestro vocabulario y preservar lo que ya sabéis. Son recomendaciones que ya se han hecho y repetido hasta la saciedad, pero no está mal recordarlas de vez en cuando.

  • Leed todo lo que caiga en vuestras manos: Da igual el género, el número de páginas o el autor. La asiduidad a la lectura agilizará vuestra mente, mejorará vuestra capacidad de compresión, vuestra velocidad lectora y, además, os ayudará a grabar a fuego ciertas estructuras y reglas ortográficas. Otra ventaja que tiene es que podéis aprender mucho vocabulario nuevo, lo cual es de agradecer, nunca se sabe cuándo os puede ser de utilidad. También, si os animáis a leer cualquier cosa en otro idioma, aprenderéis muchos términos nuevos y seréis capaces de distinguir las diferencias entre las reglas de esa lengua y del español. Libros como los de Canción de Hielo y Fuego o La Torre Oscura, entre otros, vienen estupendamente para este tipo de cosas

Series como Boardwalk Empire o The Wire son buenas para aprender slang

  • Ved series, películas, dibujos… en versión original: Si queréis utilizar subtítulos ya depende de vosotros, está igual de bien de una forma como de la otra. Os sorprenderéis de la cantidad ingente de vocabulario que podréis aprender; tan sólo pondré como ejemplo todas las series de gánsters y pandilleros que hay, como Boardwalk Empire o The Wire, y la consecuente cantidad de slang que podéis llegar a añadir a vuestro almacén de palabras. Todo esto sin tener en cuenta que nos ayudará a mejorar nuestra capacidad auditiva y nos permitirá identificar mejor los acentos y otras particularidades del habla.
  • ¿Os gusta la localización? ¡Pues jugad a videojuegos!: Considero que esto es algo fundamental si os vais a dedicar al sector de la localización y creo que no basta con leer revistas o asistir a coloquios: tenéis que empaparos de ello. Jugad a todo lo que podáis, da igual el género o la plataforma, conoced los términos más habituales, los requisitos de las compañías, las soluciones que han dado otros traductores… de esta forma cuando vayáis a poneros manos a la obra descubriréis que algunas cosas os salen solas. Tampoco digo que os paséis horas pegados a una pantalla, pero siempre se puede sacar algo de tiempo para mover un poco los pulgares.
  • No hay mejor forma de entrenar el lenguaje que escribiendo: Poned en práctica todo lo que habéis aprendido en los pasos anteriores. Escribir es una práctica saludable que ayuda a poner en orden tus estructuras lingüísticas y a pulir aquello con lo que no estáis contentos, además de grabar a fuego ciertas palabras o estructuras y desarrollar vuestra capacidad creativa. Es algo muy sencillo, no requiere demasiado tiempo, es relajante y podéis hacerlo donde y como queráis. ¿Tenéis algún hobby y os encantaría hablar de él y comentarlo con otros aficionados? Hacer un blog sobre ello es una gran idea. Hay muchas páginas que os permiten crear vuestro propio blog y personalizarlo a vuestro gusto: Blogger, WordPress, Livejournal… y todos (o la mayoría) tienen apps para el móvil, así que no hay excusa posible. Incluso, si os gusta escribir historias, hay lugares como Fanfiction o Archive of our Own donde podéis subir vuestro trabajo y compartirlo con los demás. Por poner un ejemplo particular, aparte de este blog, tengo uno más personal en Livejournal en el que llevo escribiendo años y gracias al cual he conocido a muchísimas personas de todo el mundo.

Sencillo, ¿verdad? No hay una forma mejor de entrenar nuestros conocimientos lingüísticos y aprender cosas nuevas de una manera divertida.

Y vosotros, ¿qué recomendaciones hacéis? ¿Conocéis algún sitio, alguna serie o libro que os haya ayudado en este sentido?

Espero que estas sencillas recomendaciones os hayan servido de utilidad. ¡Nos vemos en la próxima entrada!

Anuncios
18

La invisibilidad del traductor de videojuegos (I)

Es un tema de discusión conocido y debatido hasta la saciedad el que los traductores no reciben el reconocimiento que merecen por su trabajo. No es raro ver que en sitios como www.eldoblaje.com, pocas fichas de películas tienen listado al traductor, cuando hasta es posible que hayan incluido el nombre del bedel (y seguramente el señor bedel tuvo un papel muy importante en el proceso, no lo dudo). Soy de las que les gusta quedarse hasta el final de las películas para ver quién las ha traducido y qué estudio se ha encargado del doblaje, pero la idea de hacer esta entrada no vino a mi mente hasta el día en el que fui a ver Django Desencadenado. Imaginaos el trabajo que tuvo que suponer traducir y doblar una película como esa, sobre todo siendo de quien es, toda una proeza. El caso es que, tras la ristra interminable de créditos… no apareció en ningún momento el nombre del traductor, ni siquiera el del estudio de doblaje (algo todavía más gordo, porque el peso de la actuación también recae en parte sobre los actores de doblaje). Este episodio me hizo pensar en todas aquellas veces en las que los traductores han sido olvidados y ninguneados. Una cosa llevó a la otra y finalmente decidí escribir una entrada sobre el trato que se da a los traductores y a su trabajo en el mundo de los videojuegos.

El juego está completamente localizado, pero no hay ni rastro del traductor en los créditos.

Es irritante la poca importancia que se le da al traductor de videojuegos: suele aparecer al final de los créditos, medio escondido entre programadores y diseñadores, y resulta prácticamente imposible encontrar en la red quién ha traducido qué juego (al menos a mí me pasa). La gota que colmó el vaso para mí en este aspecto fue que, al terminar God of War 3 y sentarme religiosamente a ver los créditos, observé que la única referencia al pobre traductor o equipo era un mensaje de agradecimiento por el trabajo realizado. Nada de nombres de personas ni empresas. Maravilloso, tratándose un juego traducido y doblado íntegramente al castellano.

No es de extrañar que, dada la frecuencia con la que se repiten estos comportamientos, pensemos que a las desarrolladoras y a los editores no les interesa lo más mínimo la localización de sus productos. Es cierto que la localización es una práctica relativamente moderna, puesto que hace años los juegos llegaban a las tiendas en inglés y poco más (contádselo a todos esos niños que terminaron The Legend of Zelda Ocarina of Time con un diccionario en la mano), pero tras algunos gloriosos años en los que las compañías planeaban localizar sus juegos al máximo de idiomas posible, estos días da la impresión de que se está recorriendo el camino contrario. Los ejemplos más recientes (y quizá los que más polémica han levantado) han sido el de Kingdom Hearts 3D, una franquicia que ha vendido millones de copias en nuestro país y que aún así no impidió que Square Enix decidiera no localizarlo al español, y Final Fantasy Type-0, que ni siquiera ha llegado a salir de Japón. Otros ejemplos representativos de esta tendencia son los cinco capítulos de The Walking Dead, que sólo aparecieron en inglés en las diferentes plataformas, y los llamados juegos “indie”, que suelen venir en inglés o como mucho en japonés si provienen de este país, con títulos como To the Moon o el aclamado Journey, entre otros.

No todos los usuarios pueden acceder a los mismos contenidos.

Ésta es obviamente una opinión personal, pero me da la sensación de que, en este momento en el que vivimos, las compañías están mucho más preocupadas por los beneficios económicos inmediatos que por el resultado final y no prestan tanta atención a la calidad lingüística de sus productos, ninguneando a los traductores y su trabajo. No se dan cuenta de que el trabajo de ese individuo o grupo de personas ha hecho posible que millones de usuarios accedan a contenidos que de otra manera hubiesen quedado fuera de su alcance, ya que, lamentablemente, no todo el mundo domina los suficientes idiomas como para acceder a todos los juegos disponibles. Atrás queda el tiempo en el que las compañías se preocupaban más por sorprender a los jugadores y atraer a nuevos aficionados. Ahora la industria se traduce en cifras y, en un sector que va a contrarreloj con plazos ajustadísimos y que no puede permitirse ni un retraso, siempre es preferible recortar de la hucha lingüística y curarse en salud. Resulta entristecedor que una actividad tan estimulante y necesaria como es la traducción (en este caso específico, la localización) y aquellos que la desempeñan sean siempre los prescindibles, a los que nunca se les agradece nada ni se tiene en cuenta. Los invisibles del sector.

En futuros posts me gustaría llamar la atención sobre este mismo problema, pero enfocado al testeo lingüístico, y también hablar de aquellas personas que deciden, mediante su esfuerzo y trabajo totalmente voluntario, acercar a los usuarios esos juegos que nunca fueron localizados.

¡Nos vemos en la siguiente entrada!

2

Micro noticias: ¡EA Campus 2013 te necesita!

¿Eres ruso? ¿Polaco? ¿Vives en la campiña francesa? EA Campus 2013 aún acepta candidaturas de ciudadanos extranjeros y, si provienes de algún país con poca representación, mejor que mejor. Por desgracia, parece que las candidaturas para miembros españoles e italianos ya se han cerrado, ¡pero animamos al resto a inscribiros! ¡Mucha suerte!

 

Editado:

Los idiomas que andan buscando son alemán, checo, danés, español (México), francés, holandés, húngaro, noruego, polaco, portugués (Portugal y Brasil), ruso y sueco… ¡No será por oportunidades!

1

Los básicos: Ergonomía para traductores

Hace un par de semanas tuve el placer de asistir, virtualmente, a una charla sobre ergonomía para traductores organizada por la APTIC e impartida por Gabriel Álvarez. En ella se dieron muy buenos consejos teóricos para todos aquellos que pasamos el día sentados delante de una pantalla, y lo mejor de todo es que la charla se complementó con una sesión práctica el día 8 de febrero en la misma sede.

No puedo evitar querer compartir con vosotros toda la información pero, como este material lo ha trabajado y preparado otra persona, solo daré unas pautas generales para que podáis satisfacer las necesidades básicas en lo que al espacio de trabajo se refiere.

Antes de empezar, me gustaría remarcar un aspecto muy importante:

LOS ORDENADORES PORTÁTILES SON ANTIERGONÓMICOS

No están hechos para ser usados más de 2h seguidas

ErgonomíaLA SILLA

  • Debe contar con un respaldo reclinable.
  • Debería poder regularse la altura en la zona lumbar precisamente porque no todos medimos lo mismo.

CÓMO SENTARSE

  • La base de la silla (donde nos sentamos, literalmente) tiene que estar a la altura de las rodillas para que éstas hagan una curva de 90º con respecto al suelo.

LA MESA

  • La altura de la mesa debe quedar a la altura de los codos cuando, estando sentados, dejamos caer los brazos. Esto es especialmente difícil cuando se trabaja con escritorios prefabricados, es decir, que no se pueden regular.
  • Se aprovecha mucho más espacio con mesas en forma de L o de V.

LA PANTALLA

  • Debe estar en línea recta con respecto a la cabeza, o lo que es lo mismo, la parte superior de la pantalla debe quedar a la altura de nuestros ojos.
  • Mantener una distancia de dos palmos es más que suficiente para gente que trabaja con MS Office y un tamaño de letra normal (para otros, como los delineantes, la cosa cambia).
  • Graduar la luz de la pantalla. Para esto mi recomendación personal es Flux.

Ergonomía del ratón

EL TECLADO Y EL RATÓN

  • El ratón se tiene que adaptar a la curvatura de la mano. Nada de ratones portátiles (demasiado pequeños) ni con formas divertidas (nada ergonómicos).
  • Debemos poder apoyar 10 cm de muñeca en la mesa sin que levante, lo que se traduce en que no debería caber un rotulador en el hueco que queda entre la mano y la mesa cuando tenemos las manos apoyadas en el teclado.

Y eso es todo lo que os puedo contar. En la presentación se trataron muchos otros temas, pero espero que con este aperitivo os pique el gusanillo y el interés dé lugar a una tercera edición de la charla.

0

Los básicos: Typingweb

Como traductora que soy, me fastidia que haya tan poca información útil para traductores noveles en Internet. Al igual que en muchas otras doctrinas, los “expertos” (gente con más experiencia) consideran obvias una serie de cosas que muchas veces no han llegado a oídos de los recién licenciados o que nadie se ha molestado en explicarles en detalle. Y como soy una persona muy práctica porque mi mamá se queja de que nunca me compro bolsos bonitos, sino prácticos, he pensado que sería estupendo hacer una serie de entradas con los “básicos” de la traducción. Seguro que a alguien le sirven.

LOS BÁSICOS DE LA TRADUCCIÓN: TYPINGWEB

Me parece increíble que, años después de haberme licenciado, siga oyendo y leyendo de profesores y ponentes que una de las prioridades del traductor es la velocidad a la hora de teclear en un ordenador. Parece lógico y de sentido común, ¿verdad? Pues hace menos de dos meses Xose Castro volvía a recordar en el ETIM12 que traducir más rápido equivale a ganar más dinero, y a raíz de esa presentación se me ocurrió este post.

Typingweb es una página que os ayudará tanto a mejorar vuestra mecanografía como a corregir los vicios que hemos/habéis desarrollado a lo largo de los años.

VENTAJAS

  • Es gratis, aunque tiene la opción de hacerse una cuenta Premium con algunas ventajas.
  • Cuenta con diferentes niveles que se adaptan a todo tipo de usuarios, desde principiantes hasta avanzados, con varias lecciones por nivel.
  • Puedes hacer un seguimiento de tus avances.
  • La página ofrece la posibilidad de practicar tus habilidades a través de juegos, titulares de noticias e historias cortas.
  • Obtienes trofeos cada vez que completas un nivel y puedes competir con otros usuarios para entrar en la sala de la fama. Creo que el componente adictivo propio de los juegos está presente aquí y eso lo hace más atractivo para aquellos que se aburren fácilmente con aplicaciones como esta.

DESVENTAJAS

  • La traducción (¿automática?) de la página deja que desear y algunas de las opciones solo están en inglés.
  • Necesitas estar conectado a Internet para poder usar la aplicación.
  • Debes registrarte para poder hacer un seguimiento de tus avances.

En realidad no creo que las dos últimas sean desventajas, pero he visto que mucha gente le da puntos negativos a la web por estos motivos.

Y esto es todo por hoy. ¡Nos vemos en la autopista hacia el estrellato!